Sic et Non

30 de diciembre de 2013

Premio Anticicerón 2013



Otro año más, toca hacer resumen del nivel de nuestra clase política en lo que a su comunicación se refiere. Y sin duda, éste ha sido el año más prolífico en cuanto a meteduras de pata de nuestros líderes, y pese a ello ha habido una clara ganadora, de hecho se ha colado en el ilustre top ten internacional de pifias de la revista Time. Sí, sin decir su nombre ya todos sabemos quien es la afortunada merecedora del premio Anticicerón de este año, cómo no otorgarle pues, tan insigne premio si no requiere de presentaciones ¿verdad?

Así pues, en la vitrina de anticampeones de la comunicación política, donde ya tenemos al actual secretario de Organización del PSOE Oscar López (2011)
y a la ministra de sanidad Ana Mato (2012)
debemos añadir a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que con su falta de preparación y de dominio de las habilidades comunicativas, no solo ha puesto en evidencia lo mal preparada que llevaba su presentación, la candidatura olímpica de Madrid en Buenos Aires; sino que por esta y otras cuantas pifias, además ha debilitado las opciones de su partido para revalidar la alcaldía de la Capital. Algo de lo que ya me hice eco en este mismo blog en su momento:

Y claro está, todo premio ha de tener un finalista, que en este caso es el actual presidente del gobierno español, el cual se ha colmado de gloria en lo que a comunicación política se refiere. Su annus horribilis puede resumirse en dos intervenciones que dieron que hablar: Su famosa frase "Todo es falso, salvo algunas cosas" a colación del manido caso de los papeles de Bárcenas, y su aparición ante los medios a través de una televisión de plasma, la cual dejó a todo un país atónito.

Este año, el PP se ha llevado ambos premios, pero hay que reconocer que este partido tuvo, sobre todo en los primeros meses de gobierno, un serio problema de planificación de comunicación y estrategia, incluso entre sus propios ministros.

Pego aquí el análisis hecho sobre este particular en el programa de análisis político Vía V:


Y no olvidemos que en la oposición el Partido Popular afirmaba que, en contraste con el aquel gobierno Zapatero, se encargarían de explicar bien las cosas a los ciudadanos, ser claros y transparentes. El problema es que cuando uno no sabe ni cree lo que dice, como Ana Botella, acaba quedando en evidencia.

En definitiva, un año más, nuestra clase dirigente necesita urgentemente prepararse en el diseño y transmisión de su mensaje. Si Cicerón levantase la cabeza...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada